martes, 13 de marzo de 2012

Curador de contenido, ¿the new journalist role?


Curador de contenido: ¿la nueva función del periodista?

El concepto “content curator” aparece con frecuencia en la Red traducido al castellano como “curador de contenido”. Literalmente correcto, no deja por ello de sonar algo extraño, y más aún cuando a continuación se asegura que en tal cosa consiste la nueva labor del periodista.
¿Qué es un curador de contenido? Según arrojan las definiciones, es la persona que selecciona y pone a disposición del usuario contenido que circula por Internet y que, sobre la base de su desarrollado criterio, le parece de interés. Pero, ¿no es eso lo que han hecho siempre los informadores: darle estructura a los datos -esto es, elegirlos y organizarlos- y ofrecérselos al público? Pues sí, y a la vez no.
Ya se ha dicho en más de una ocasión que los nuevos medios están transformando a los periodistas de “gatekeepers” a “gate-watchers”. Ya no se trata de ganarse a la audiencia ofreciendo productos exclusivos, sino de ejercer de seleccionadores, de “filtros humanos” fiables a los que acogerse en medio de la avalancha informativa. Es decir, de curadores de contenido.
¿Qué hace un curador de contenido?
Ser curador de contenido no significa únicamente detectar lo mejor que circula por las webs, sino hacerlo sistemática y coherentemente y ponerlo con igual rigurosidad a disposición del usuario. Esto implica que el curador ha de ser capaz de ordenar, presentar y compartir la información destacada que encuentre.
Aunque los curadores no suelen ser autores del contenido, el acto de la selección resulta valioso en sí mismo. Como comenta Josh Strenberg en un artículo titulado Por qué la curación es importante para el futuro del periodismo (“Why is curation important to the future of journalism”) , la diversidad de fuentes existentes hoy por hoy –medios de comunicación, blogs, redes sociales, etc.- abre una brecha entre el reportero y el público. O entre el suministrador y el consumidor. De ahí surge la necesidad de que alguien de confianza ejerza de intermediario y ayude a clasificar la ingente cantidad de datos.
Paralelamente al desarrollo del periodismo irá creciendo la importancia del curador, del que hasta el momento se han distinguido dos categorías, indica Strenberg en su texto: aquel que distribuye contenido sin llevar a cabo ningún trabajo de edición y aquel que introduce ideas propias al tiempo que rebloguea, retwittea, enlaza y demás.
Todo esto da paulatinamente lugar a una nueva forma de narrar, cuyo aspecto depende de las herramientas que se decida utilizar.
Antes de empezar
Antes de empezar a “curar” un tema, pregúntate cómo lo quieres hacer exactamente,aconseja Andy Bull , autor del libro Multimedia Journalism. Una posibilidad es concentrarse en un determinado aspecto de la historia, otra cubrirla como un proceso no concluso, a medida que se va produciendo.
Una vez tengas clara tu posición de partida, puedes lanzarte a la búsqueda de una plataforma que se ajuste a tus necesidades: las hay concebidas para contar una sola trama y pensadas para la narración prolongada en el tiempo.
A continuación, algunos portales especializados en la curación que podrían ser de tú interés.
Storify
Guiándose por palabras clave, Storify  va acumulando contenido extraído de redes sociales como Facebook, Twitter, Flickr o Youtube. También importa material de Google Search y de los feeds RSS que hayas abanado, y te permite “embeder” (integrar) URL. Es decir, que aquí puedes presentar todo lo que quieras sin límite alguno, además de editar lo seleccionado y añadirle tus propios textos explicativos.
Creado tu “stream” (la corriente continua de datos que da lugar a tu historia), y colocados en el orden correcto, el portal te ofrece la opción de compartirlo directamente desde él. Y tras la publicación, tu historia sigue siendo interactiva: los usuarios pueden responder a los tweets y los twitteros a los que menciones en Storify serán notificados. Exportar el stream a tu blog y modificar posteriormente su formato es igualmente fácil.
Storyful  es similar a Storify. Te recomendamos que pruebes ambas plataformas y elijas la que más te guste.
Scoop
Para participar en Scoop tendrá que llegarte primero una invitación. Pero incluso sin cuenta propia puedes subscribir los streams que te parezcan interesantes y recibir vía correo electrónico cualquier novedad que en ellos se produzca.
Scoop es útil a la hora de curar cuestiones concretas, anota Bull. Los pasos a seguir una vez convertido en miembro son: elegir un tema, ponerle nombre al stream y determinar el idioma y las fuentes. De lo que te ofrezcan dichas fuentes extraerás aquello que desees presentar, y también la página te recomendará contenido en función las palabras clave que le hayas indicado, las mismas que te servirán para ordenar los perfiles de otros usuarios, abonarlas y “rescoopear” así sus entradas.
Después de darle luz verde a un scoop (compendio de enlaces) podrás compartirlo con tu comunidad a través de Facebook, Twitter, Linkedin o publicarlo en tu blog de WordPress o Tumblr.
Todo periodista ambicionado ha de estar suscrito al “Multimedia Journalism” de Bull . Otro scoop recomendable es “Content Curation Platforms & Tools for Journalists, Educators, Community Managers and so on” . Y también nosotros hemos creado uno dedicado a la narración en Internet: “Storytelling online” .
Un “bundle” es,como un scoop, contenido de Internet agrupado. En este portal, textos, fotografías, vídeos, tweets, enlaces, etc. se clasifican en “bundles” y se ponen a disposición de los cibernautas vía mail o redes sociales. La idea es similar a la de Scoop, con la diferencia de que no requiere invitación: el registro acontece a través de tu cuenta de Twitter o Facebook.
Los bundles relacionados con temas que te interesen los puedes añadir a favoritos. Aquí  un ejemplo de un bundle dedicado al “open data”: una colección de artículos, presentaciones y manuales sobre el periodismo de datos y las técnicas de visualización.
Pearltrees
Otro proyecto interesante desarrollado en París: Pearltrees . La plataforma cuenta con un destacado lado visual. Su contenido aparece presentado como “pearls” (perlas) en un esquemático árbol, lo que simplifica el trabajo conjunto -en un llamado Equipo Pearlstree- de varios usuarios.
Snip
Snip  puedes incorporar tus entradas de Facebook y crear grupos de enlaces (“snips”) que guardar o compartir con otros. Más  información sobre este servicio.
Kurat
Kurat  te permite establecer uno o más flujos de noticias a partir de palabras claves y hashtags. La plataforma recoge material a lo largo y ancho de toda la Red, incluidos tweets y feeds RSS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, frases de celebridades, preguntas, sugerencias, enlaces interesants, etc. * Comments, quotes, questions, suggestions, interesting links.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Ancient places

Aprende idiomas leyendo periodicos y revistas * When you learn English, you have to learn in whole sentences and in context * Learn langu...